Google+ Seguidores

sábado, 21 de marzo de 2015

¿Qué es el neopulp?



Mucho se ha hablado acerca de si lo que hoy llamamos pulp, o neopulp, son nuevos o viejos conceptos. Unos dicen que no es necesario acuñar nuevos términos para referirse a géneros literarios que tradicionalmente siempre han sido conocidos como de aventuras, detectivescos, de terror y un largo etcétera. Sin embargo, para evitar caer en la confusión, es necesario definir los límites de un estilo que se abre camino con fuerza entre muchos aficionados, cansados unos de sagas interminables que pretenden resultar trascendentales y otros añorando simplemente los tiempos en que las historias se contaban de otra manera mucho menos afectada.
El neopulp no es un nuevo estilo de escritura. Es una fusión de varios estilos ya conocidos.
El neopulp bebe de historias fantásticas de todos los tiempos, una mezcla de mitología y cultura popular, sumando a esto una nueva percepción de las motivaciones de los personajes y sus necesidades emocionales.
El neopulp abarca los tópicos de la escritura pulp: la superciencia ingenua de películas de serie B, el diabólico cerebro criminal del hampa, el sherif solitario contra una pléyade de forajidos, la joven que se debate entre el amor por un misterioso desconocido y el respeto a su prometido, y los dioses locos empeñados en la destrucción, y los examina de cerca, en un intento de encontrar algo novedoso: una subversión, una inversión, una yuxtaposición, una declaración acerca de la condición humana.
El neopulp nace de un amor y admiración por la naturaleza defectuosa de la cultura pulp; no es un ejercicio de burlarse de los defectos de la trama y los personajes que son endémicas del pulp. Este tipo de cosas son evidentes y se han hecho hasta la saciedad. Más bien, el neopulp intenta crear un retrato real y simpático de estos personajes y situaciones extrañas y contradictorias.

El neopulp es más que el simple acto lúdico de recrearse en iconos de la cultura popular por el bien del humor y la nostalgia.
El neopulp fusiona la herencia de la escritura romántica, realista, postmoderna y modernista
con fuerte influencia de la cultura popular, tales como películas de serie B, cómics, televisión, música pop y novelas de a duro.
Los escenarios del neopulp consisten en lugares realistas definidos en situaciones fantásticas. Evita la tradicional ambientación plana, unidimensional, de la ficción pulp, mientras que abraza todas las características que le son inherentes.
El neopulp toma lo que es bueno de la pulp fiction (la acción, la tensión, el sentido de la aventura y el peligro, la exploración de ideas extrañas y fascinantes) y lo combina con lo mejor de la ficción contemporánea: comprensión sofisticada de la caracterización, la consciencia de su propia evolución histórica y una manera selectiva de recurrir a ella.
El neopulp se opone a la tendencia a encasillar a la escritura dentro de un determinado tipo de género o subgénero.
Es ampliamente aceptado que el neopulp tiene un parecido sorprendente con el postmodernismo (próximo a ser entendido como una variante de la posmodernidad), pero su dialéctica está más preocupada por la interacción entre la cultura y la contracultura que por la interacción entre el pasado y el presente.
El neopulp no se limita a un único medio. Se manifiesta en la poesía, cuentos y novelas por igual. También en los cómics, letras de canciones, películas y televisión.
El neopulp trasciende los límites del género; asimismo trasciende las fronteras de medio.
El neopulp prescinde de los aires de solemnidad del género de ficción contemporánea.
El neopulp es divertido sin ser estúpido.
El neopulp no está dirigido a un grupo de edad específico.
El neopulp es para cualquier persona que disfruta de la lectura.

Todos los manifiestos contienen en su interior una serie de declaraciones. He aquí, pues, dos de estas afirmaciones que pueden asociarse libremente con el neopulp, de acuerdo con lo expuesto por el experto Adam Ford:

«La tendencia actual hacia la ficción “realista” ha encontrado hueco en un público lector que simplemente busca el reflejo más exacto de sí mismos en lo que leen. Este es un punto de vista intolerablemente estrecho. El neopulp desafía la idea de que esto es todo lo que la gente quiere. Estimula la imaginación y el sentido de la aventura, el sentido del humor, el sentido de la diversión, la sensación de asombro de una manera que está más allá de las capacidades de la ficción “realista”».

«El neopulp no es realismo, es irrealismo, súper-realismo... más exactamente, lucha contra el realismo. No debería haber una línea divisoria entre el realismo y las representaciones irreales. Las etiquetas de fantasía, ciencia-ficción, romance y demás se agrupan unificadas bajo la bandera del neopulp».

Algunos intentos de definición:
• El terror no es neopulp, aunque algunos elementos terroríficos están presentes en el neopulp, tales
como zombis, vampiros, asesinos en serie y casas encantadas.
• La fantasía no es neopulp, aunque algunos elementos de la fantasía están presentes en el neopulp, como la magia, dioses, personajes mitológicos y ciertos arquetipos de personajes como el guerrero o el brujo.
• La ciencia ficción no es neopulp, aunque algunos elementos de la ciencia ficción están presentes en el neopulp, tales como la tecnología avanzada. Por ejemplo, los robots, la clonación, dispositivos de teletransportación) y razas alienígenas.
• El realismo no es neopulp, aunque algunos elementos propios del realismo están presentes en el neopulp, tales como las representaciones sofisticadas de los perfiles psicológicos de los personajes, y aspectos de la vida mundana. Por ejemplo: la necesidad de empleo, el ansia de diversión, el marco sociocultural donde transcurre la acción, la coherencia narrativa de las acciones y sus consecuencias (aunque partan de supuestos muy locos), etcétera.
• Lo más importante: el neopulp no es una sátira. El surgimiento del neopulp está viciado de muchas maneras, no lo vamos a negar. El acto de señalar estos defectos sería un asunto fácil y redundante. En su lugar, el neopulp intenta responder a estos errores de una manera diferente, utilizándolos como la base de una reinterpretación de convenios de la pulp fiction que simpatiza con sus protagonistas, más allá de utilizar el cinismo o la crítica despectiva.

Algunos ejemplos de autores neopulp incluyen a Barry Reese en los EE.UU., creador de personajes como Lazarus Gray y Gravedigger. En el comic las referencias son muy numerosas, pero dejad que recomiende encarecidamente el Madman deMike Allred o Sin City, de Frank Miller.
En España, gozamos de una variada oferta, de la mano de editoriales como Dlorean (la saga de La Garra, La máquina del Juicio Final, El Dirigible, Vindius guerrero del norte), y el sello Arachne (Crónicas de Mundo Guerra, la saga weird noir de Sangre bajo la luna, En las garras del Doctor Satán, Caza humana en San Francisco). También cabe destacar la difunta NeoNauta Ediciones (Estatuas de Venus, Amadís y el rayo de hierro, Hundara la rebelde), la extinta Tyrannosaurus Books (Laguna negra, Cara de muerto) o Pulpture (sobre todo con la desaparecida revista Ánima Barda). Todas tienen su toque distintivo y aportan nuevos conceptos bajo la misma premisa: entretenimiento sin más pretensiones, pero de calidad. Los aficionados españoles estamos de enhorabuena: podemos disfrutar de una muy digna producción propia, con nuevos autores comprometidos con la filosofía que impregna el neopulp, dispuestos a hacer volar la imaginación de lectores sin prejuicios.

Puedes comprar En las garras del Doctor Satán, un buen ejemplo de todo lo anterior, en el siguiente enlace:
https://www.amazon.es/las-garras-del-Doctor-Satan/dp/1979531668/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1512128842&sr=8-2&keywords=julio+m+freixa




Adaptación libre del NeoPulp manifesto de Adam Ford. Puedes leer el texto original en el siguiente link:

8 comentarios:

  1. Muy buen artículo, ameno y esclarecedor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo o post, hay que hacer un podcast del Neopulp también jejejeje

    ResponderEliminar
  3. Interesante. Escribí un libro de cuentos y resulta que es de género neopulp.

    http://www.elindependientedehidalgo.com.mx/2015/08/288855

    ResponderEliminar
  4. Interesante. Escribí un libro de cuentos y resulta que es de género neopulp.

    http://www.elindependientedehidalgo.com.mx/2015/08/288855

    ResponderEliminar
  5. Interesante. Escribí un libro de cuentos y resulta que es de género neopulp.

    http://www.elindependientedehidalgo.com.mx/2015/08/288855

    ResponderEliminar