Google+ Seguidores

domingo, 7 de enero de 2018

Frankenstein: los pastiches de Donald F. Glut

La idea de poder continuar las historias clásicas que nos impactaron desde siempre no es algo nuevo. A menudo se ha tomado el término pastiche como sinónimo de algo de poco valor, escasa calidad literaria o interés. Sin embargo, muchos aficionados no estarían de acuerdo con esta connotación peyorativa, teniendo en cuenta la cantidad de pastiches interesantes que se han generado a lo largo de las décadas, desde Sherloch Holmes hasta Drácula, pasando por Fu Manchú, Doc Savage o los mismisimos Tres Mosqueteros. Y, lo que es más, los pastiches abren la golosa posibilidad de entrelazar las historias de dos o más personajes de ficción que de otro modo nunca habrían cruzado sus caminos. 
A finales de la década de los 60 del siglo XX germinó la semilla de uno de los pastiches que, desde mi humilde punto de vista, más interés pueden tener para los aficionados al terror, el pulp y las aventuras desenfrenadas. Se trata de la serie que Donald F. Glut le dedicó al Monstruo de Frankenstein
Por aquel entonces, el autor se encontraba en los albores de su carrera y se encontraba claramente influenciado por las películas clásicas de la Universal y las, por entonces, nuevas de la Hammer. Por otra parte, la lectura de pulps de todo tipo, sobre todo los protagonizados por La Sombra, Doc Savage o The Spider estaban muy presentes en su imaginario. Armado de una máquina de escribir, se dispuso a retomar la historia por el punto en que la dejó Mary Shelley, pero casi doscientos años más tarde para ambientarla en la época (por entonces) actual.
Desde el principio se planteó adoptar ciertos elementos distintivos de las películas canónicas (castillos antiguos, aldeanos con antorchas, laboratorios tipo Tesla, etc), mezclados con otros de su cosecha, como dinosaurios, monstruos de todo tipo, gorilas, momias vivientes y villanos de opereta. También decidió que aprovecharía las novelas para enfrentar al Monstruo de Frankenstein con iconos tales como el hombre lobo o Drácula

Donald F. Glut sería apadrinado por el mismísimo Forrest J. Ackerman, editor de la revista Famous Monsters of Filmland y famoso por su increíble colección de objetos relacionados con el cine de terror, quien le haría las veces de agente literario. Dada la amistad de este último con Luis Gasca, editor de la editorial española Buru Lan, sería en España donde sus dos primeras novelas verían la luz. Sería Eduardo Mallorquí, hijo del mismísimo autor de El Coyote, el encargado de traducirlas al castellano. Las portadas correrían a cargo de nada menos que Esteban Maroto, mundialmente famoso en aquel lejano 1971 por su trabajo en las publicaciones de Warren (Creepy, Vampirella...). La idea inicial era la de publicar once títulos, y así estaba indicado en el interior de las dos primeras que vieron la luz, pero el destino tenía otros planes: Frankenstein resucitado, Frankenstein y el robot, Los huesos de Frankenstein, Frankenstein y Drácula, Frankenstein y el hombre lobo, Frankenstein en el mundo perdido, Frankenstein y la momia, Frankenstein y el gorila, Frankenstein y el Dr. Jeckyll, El horror de Frankenstein y Frankenstein y el vampiro.
Sin embargo, la censura de Franco iba a cortar las alas del monstruo, pues la serie no pasó del segundo título a pesar de que el tercer y cuarto ya estaban traducidos y sus portadas acabadas. No obstante, a los ejemplares les habían eliminado varias páginas, entre cinco y dieciocho, edulcorando aquellas novelas plagadas de pasajes violentos y terroríficos hasta hacer que el monstruo pareciese algo así como una especie de monaguillo sobredimensionado.
No sería hasta poco más tarde cuando, esta vez en Alemania, se volvería a dar una oportunidad a la saga. Resulta curioso que en su Estados Unidos natal nunca gozara de la confianza de los editores hasta hace bien poco, con la publicación por parte de la editorial Pulp 2.0 Press de un macrovolumen omnibus con sus seis primeros títulos, revisados por el propio autor, pero eso es material para otro artículo. A continuación se ofrece una sinopsis de las dos primeras novelas:

Frankenstein lives again: El doctor Burt Winslow, rico desde la cuna, vive obsesionado por la convicción de que todo lo relatado por Mary Shelley en su novela El Moderno Prometeo está basado en hechos reales. Decidido a descubrir la verdad, compra el castillo que perteneciera al doctor Frankenstein, en Alemania, y se embarca en una expedición al Ártico. Allí escucha los rumores de que los esquimales adoran a una especie de dios en el hielo. Siguiendo una corazonada, se dirige hacia allí y, no sin dificultades, se hace con el cuerpo congelado del Monstruo de Frankenstein y lo embarca hacia Alemania. Allí lo espera su novia y ayudante de laboratorio. Juntos lograrán devolverle la vida, ante la oposición de los supersticiosos aldeanos. Pero el monstruo se mostrará violento e impredecible y escapará del castillo. Todo se complica cuando interviene un charlatán de feria ambulante con poderes hipnóticos, que secuestrará a la novia de Winslow con lúbricas intenciones. El monstruo, prendado de la muchacha, no consentirá que le ponga sus manos encima. Al final de la novela, el monstruo cae desde la torre del castillo al río y a un incierto final.

Terror of Frankenstein (en España titulada Frankenstein y el robot): Obsesionado con la idea de que el monstruo aún vive, y con el cargo de conciencia de que pueda volver a matar, el doctor Winslow y su novia se reúnen en Gran Bretaña con un amigo suyo, también científico, para encontrar una solución definitiva. Juntos construirán un robot invencible con el que poder destruir al monstruo. Mientras, el cuerpo del monstruo vaga a la deriva por el mar y es hallado por OGRE, una organización criminal de villanos que tiene algo en común: todos están deformados de forma terrible. Su misión es acabar con la belleza y dominar el mundo (WTF?). Su líder es un trasunto de Fu Manchú y viajan en un submarino para perpetrar sus atentados, siendo su base secreta un islote que no aparece en los mapas. Mediante engaños, reclutarán al monstruo para sus filas. Los atentados se centran en empresas de cosméticos, galerías de arte y concursos de belleza, siendo en uno de estos donde casualmente secuestran a Lynn, la novia del doctor Winslow. El líder de OGRE se enamora de ella y trata de esconderla para sus lúbricos fines, en contra del credo de la organización criminal, que detesta la belleza. Mediante Lynn tratará de manipular al monstruo, que la recuerda de la aventura anterior y sigue empeñado en protegerla. Con la mente de Winslow transferida (WTF??) al robot, los dos científicos se enfrentarán a la organización terrorista y al monstruo para rescatar a Lynn.

Dos novelas muy entretenidas, para leer sin complejos y con la mente abierta, que han sido remozadas por el autor para eliminar aspectos tales como el machismo excesivo (Lynn era una auténtica mujer florero en las originales) o para incorporar elementos como internet y así ambientarlas en la época actual. Muy recomendables para quienes no tengan problema en leer en inglés. Para los que prefieran el castellano, tenemos cosas muy apetecibles como la siguiente recomendación del catálogo de Arachne:

Rocky Atlas, hijo de un famoso aventurero internacional, ha sido entrenado desde la cuna para continuar el legado de su padre. Sin embargo, a pesar de ser un portento físico sin parangón y estar dotado de una inteligencia y preparación inigualables, tiene su talón de aquiles: sufre un raro trastorno mental. Acompañado de las tigresas del kung fu, Misty y Kumiko, del extravagante profesor Spandau Ballet y su fiel mayordomo se enfrentará a las mayores amenazas que acechan a la humanidad. Nazis ninja, hombres biónicos, criaturas antediluvianas del centro de la Tierra... Ningún peligro es demasiado grande para nuestros héroes. Acompáñalos, querido lector, en este delirante thriller en el que tratarán de desbaratar los planes de un siniestro villano al que todos creían muerto. No dejes de leer... EN LAS GARRAS DEL DOCTOR SATÁN.

Pincha en el enlace para comprar esta novela en Amazon:

1 comentario:

  1. Podría animarse a traducir las novelas alguna editorial de pulps, como Barsoom, etc no crees?
    Sabes algo de esto?
    Un saludo

    ResponderEliminar