Google+ Seguidores

martes, 28 de mayo de 2013

Dan Simmons, genial en "El Terror"

Dan Simmons es un autor inconformista, eso es algo evidente. Elevado a la categoría de clásico y referente en el mundo de la ciencia-ficción con su archiconocida saga "Los cantos de Hyperion" a principios de los noventa (ya se sabe: Hyperion, La caída de Hyperion, Endymion, El ascenso de Endymion), Simmons no ha dejado de experimentar en géneros tan dispares como el terror o la narrativa histórica. Precisamente, el título que nos ocupa hoy es una mezcla tremendamente acertada de esos dos géneros. Trata sobre una legendaria expedición al ártico que partió de Inglaterra en 1847 con el fin de explorar aquellas latitudes, ignotas por entonces. Los dos barcos de la Armada británica (HMS Erebus y HMS Terror) sufren los rigores del frío y la falta de alimentos hasta que quedan encallados sin posibilidad de rescate mientras se acaban las provisiones y deben tomar una decisión: esperar a que el verano traiga un más que dudoso deshielo o dejar las embarcaciones y tratar de atravesar a pie la vasta extensión de traicionero hielo. Mientras tanto, una bestia infernal siembra el pánico entre los tripulantes, a los que va masacrando en terribles circunstancias. Habrá motines, canibalismo, aventuras y todo un abanico de ricos matices psicológicos que tendrán al lector buscando una manta para taparse, debido al realismo extremo con que Simmons describe la atmósfera. Los amantes de Lovecraft y Stephen King, así como los de Patrick O´Brian encontrarán en esta colosal novela muy gratas sorpresas.

   El volumen, publicado hace unos años por Roca Editorial, fue el más vendido durante meses en la categoría de "novela de terror" de la tienda online Cyberdark, dato que ya es bastante significativo. Sin embargo, recientemente lo he podido ver en tapa dura
a precio de saldo en ferias del libro; este hecho coincide con su edición en formato bolsillo. De lo que sí podemos estar seguros es de que, tapa dura o edición de bolsillo, esta novela es auténtico manjar, digno de los paladares más exigentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario