Google+ Seguidores

jueves, 2 de mayo de 2013

Panteón, premio Minotauro 2013. Otra vuelta de tuerca de Carlos Sisí.


Space opera de la buena que nos trae reminiscencias de la Fundación de Asimov mezclado con Warhammer 40 k y una buena dosis de terror lovecraftiano. Mezclar en una batidora y servir bien caliente, listo para disfrutar.
   Carlos Sisí ha sido, sin duda, uno de los grandes descubrimientos de lo que va de siglo en el panorama literario nacional.
Tras el rotundo éxito de la trilogía Los Caminantes, al más puro estilo de la serie de cómics y TV The Walking Dead, solo que mejor y ambientada en Málaga, la incógnita era qué sería capaz de ofrecer el autor en otros terrenos. La primera sorpresa fue La hora del mar, donde nos atrapa desde la primera página en un thriller apocalíptico con mucho sabor weird menace que hizo las delicias de este que escribe y muchos otros miles de lectores. El problema es que no se puede parar de leer desde que empieza la novela y eso es un incordio para los que todavía tenemos un trabajo y familia. Alguna pega tenía que tener.

   Cuando uno cree que después de un acierto de esa magnitud (es un volumen bastante grueso), tendría que pasar un tiempo hasta ver algo nuevo del autor, va y nos sorprende ganando el Minotauro con una novela estupenda de otro género completamente distinto, lleno de naves espaciales, civilizaciones milenarias olvidadas, robots, razas alienígenas, horror cósmico e intriga a raudales.
   Totalmente recomendable, aunque con Minotauro, ya se sabe: la edición de bolsillo se hará esperar. Eso sí, los más de veinte euros que cuesta están más que justificados y además, la portada es magnífica, de esas que se venden solas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario